¿Qué es una añada?

Añada no es otra cosa que la referencia al año en el que se han recolectado las uvas que se han utilizado para elaborar un vino concreto.

Una referencia que se valora con una nota (excelente, muy buena, buena, normal o mediana). Sin embargo, no solo hay que saber lo que es en sí misma sino que lo hay que tener bien claro.

Más que nada para saber valorar dicha calificación, es el conjunto de factores que juegan para saber el resultado final y este factor lo tienen en cuenta todas las bodebas de Madrid.

Añada y factores a tener en cuenta

En la añada todas y cada uno de los factores que tenemos que tener en cuenta a la hora valorar el período que se recogió la cosecha o las condiciones climatológicas de la zona en la que se recogen las uvas que se utilizan para elaborar el vino de turno.

Y es que, es tanta la influencia el tiempo que hace durante el año para determinar la calidad final de los vinos, que en el caso de que las condiciones de un lugar favorezcan la calidad de la uva en cuestión, es más que probable que sea al menos buena.

De hecho, es muy raro el hecho en el que se unan unas condiciones favorables y que esta sea mala.

Sin embargo, de lo que sí podemos estar seguros es que incluso que las denominaciones de origen más conocidas de países como España, como puede ser el caso de La Rioja, no siempre se corresponden con la realidad.

De hecho, una de las preguntas que más sobrevuelan este mundoes la siguiente: ¿Son fiables los resultados que estas dan?

Son fiables

Un detalle que tenemos que conocer, es decir, su calificación, es la herramienta que utilizan todos y cada uno de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen del país.

De esta manera o que consiguen es dar a conocer la calidad de la cosecha. Algo que es muy importante y que determina en gran medida las ventas de ese brebaje durante todo un año.

cosecha

Por todo ello, lo que no es de extrañar es que siempre exista la duda de que puede haber algunas denominaciones de origen que puedan estar, si no manipuladas, sí al menos influenciadas por algunos intereses que tienen más que ver con el marketing que con la calidad del vino en cuestión que se está analizando o intentan dar una nueva versión basándose en la combinación del color del vino

Y para ello, nada mejor que poner un ejemplo ilustrativo de lo que ha sucedido hace tan solo unos años con alguna de las denominaciones de origen más importantes que tenemos en la Península Ibérica.

Nos referimos a que desde el año 2000 algunas de las cosechas más importantes del país, siempre han sido excelentes o muy buenas.

¿Quiere esto decir que las principales denominaciones de origen nunca han tenido ningún año malo? ¿Quiere esto decir que en España siempre conseguimos la excelencia en todos y cada uno de nuestros vinos?

Por supuesto, actualmente nadie duda de la calidad de los vinos españoles, sin embargo, lo que también hay que dejar claro es que ha habido alguna que otra que en opinión de algunos de los expertos más reputados del país, no son tan buenas como cabría esperar.

Tiene como objetivo final evaluar la calidad de un vino, tenemos que tener en cuenta otros aspectos como la opinión de algunos reputados catadores así como la opinión de algunas de las personalidades más influyentes dentro del sector del vino.

Las más importante

Ahora sí ha llegado el momento de hablar de de la denominación de origen de La Rioja. Unas que no están exentas de polémica por los motivos que acabamos de ver hace tan solo unos instantes. Por ello, vamos a hablar de las de la última década que son, desde nuestro punto de vista, las más representativas.

año de la cosecha

• El año 2001 se vendió al público como una de las mejores que había habido en los últimos años. Es por ello por lo que los precios de las botellas de vino sufrieron un pequeño repunte que hizo que la inversión en este vino aumentase. Sin embargo, al final, la calidad de esta no respondió a las expectativas creadas al principio.

• En el 2003 sucedió algo diferente totalmente. Si bien es cierto que esta fue una de esos años que se descartó por el excesivo calor que hizo, aquellos bodegueros que pusieron empeño, lograron elaborar unos de una calidad realmente alta.

• En el 2004 sucedió algo muy curioso. Si bien es cierto que fue considerada como excelente, estos sufrieron mucho en botella al punto de no ser de buena calidad.

cosecha de un año

• En cambio, la que dio lugar al año 2005, evolucionaron de una manera mucho mejor y eso que en un primer momento no se consideraba que fuera a ser tan buena como la del año anterior.

 

• La del año 2006 fue, de las 3 últimas, la peor calificada. Sin embargo, por los motivos ya expuestos, a nadie le extrañó que diese mejores vinos que los años 2004 y 2005.

• Bajo el criterio de muchos expertos,el 2007 debió calificarse como mala. Con mucho frío y unas temperaturas que no favorecían en nada la elaboración de un buen producto, dio lugar a unos caldos de una calidad escasa. Sin embargo, su calificación fue de nuevo de excelente.

• En el 2009 sí acertaron de pleno. Desde el primer momento se pensó que iba a ser una buena y así fue. Con unos frescos, llenos de matices y con unos aromas realmente buenos, con muchos los entendidos en la materia los que aseguran que de ese año todavía están por llegar algunos de los mejores brebajes.

Es por ello por lo que a muchos no les está importando esperar por un vino blanco de calidad o pagar grandes cantidades por él.

Para su valoración es muy relativa. Conviene, parece, prestar más atención a otros parámetros y a otras voces como las de los expertos que colaboran en las mejores publicaciones del sector.