Baron de Ley

Barón de Ley es una de las bodegas de rioja, yo me quedaría con el encanto de uno de sus vinos insignia, de la variedad maturana, que si no lo sabes, es de la rioja alavesa, encontrándose ya en desuso y que ha vuelto a tomar empuje y auge.

Curado en barrica durante diez meses para alcanzar todo su esplendor y sabor, de una bodega relativamente joven del año 1985. Vamos a descubrir su alma mirándolo, oliéndolo, y saboreándolo, si vamos a catarlo.

Yo te doy lo que veo, luego júzgalo tú, porque esa es la verdadera esencia de compartir, yo denoto sabores y olores, pero tú los contrastas y quizás veas algo más allá y lo quieras compartir aquí conmigo.

Así que entre letras y párrafos dime qué te parece mi impresión. La mejor manera de conocer este vino, es que cojas un folio en blanco, lo apoyes en una mesa y vamos a ver sus colores.

Yo veo un color picata bastante cubierto, en donde no se nota nada de evolución, es uniforme.

Luego me lo llevo a la nariz y lo primero que me sorprende es su olor intenso, dejo fluir para detectar notas a chocolate, a café, a fruta negra y una pincelada de tierra mojada con la lluvia, además también me llega los tostados del la barrica.

bodega barón

Ahora tengo el placer de conocerlo en boca, entra con una buena acidez, cosa que me sorprende pues los vinos de esta variedad no desprende una buena acidez, pero he encontrado un equilibrio entre la acidez y la frescura.

Además vuelvo a encontrarme con el sabor del chocolate negro y las frutas del bosque, haciendo un paso agradable en mi retro nasal.

Una de las ventajas de esta bodega es la cercanía con el lagar, donde no se deteriora el trasvase de ese mosto y la fermentación .

Además, también conlleva un gran trabajo en la selección manual de la uva, donde son revisadas una vez llegan a la bodega.

reserva barón de ley

Si la uva no cumple con las condiciones esperadas, no será incluida en el proceso de formación de tan exquisito elixir.

Si nos damos un paseo por sus viñedos, los más antiguos se encuentra en la Rioja Alta. Estos son mimados y acurrucados de los vientos que provienen del norte, de la queridísima Cantabria y de su sierra.

Eso nos da como resultado un clima totalmente atlántico, fresco con inviernos largos y veranos no tan cálidos y otoños templados.

Todo trabajo, todo buen hacer tiene su recompensa y esta querida bodega, después de su implantación en el año 1985 tuvo una fantástica acogida en los años 90, siendo esta reacción lógica al buen trabajo, el motor que ha impulsado a incrementar la producción y a elaborar nuevos caldos de extraordinaria calidad.

Si tienes ocasión, vete y verás una gran elaboración y trabajo, donde el vino está en constante control por sus enólogos tomando muestras, controlando las fermentaciones, las temperaturas, y la maceraciones.

Barricas de roble bordoles, roble américa y francés, son los encargados de darles forma y consistencia.

Y como si de bebes se trataran y una vez en el embotellado y en bodega, se les trata con mucho cariño y con muchas técnicas especiales.

Están dormidos y embotellados dejando que el tiempo y la naturaleza haga el resto. Y esperando que tú te acerques y abras una de ellas. Porque el verdadero secreto de su éxito comienza en sus viñedos mimamos en todos lo sentidos.

Haz una cata con este vino, y vete comprobando lo que vas descubriendo, y si se asemeja a mis comentarios.

Pero también puedes conocer otras Denominaciones de Orígenes que existen en España. En la que muchas son reconocidas mundialmente por su calidad. Abre tu mente y tu padalar a matices o sensaciones desconocidas.