¿Qué es un vino blanco seco?

Cuando se habla de un vino blanco seco, en la inmensa mayoría de las ocasiones, también se está hablando de lo que se conoce como los vinos de mesa.

Un vino que, como ahora veremos tiene como cualidad principal la escasez, en algunas ocasiones casi nula, de azúcar.

Es por ello por lo que el seco, cuando se enfrenta al paladar del catador, tiene como única herramienta su sabor, el cual, puede estar matizado por el alcohol o la acidez del mismo.

Modelos de vino blanco seco

No obstante, y a pesar de las pocas cualidades que tienen los vinos blancos secos, hay que decir que se denominan de mesa porque son capaces de combinar a la perfección con prácticamente cualquier plato que tengamos frente a nosotros.

Incluso la D.O. vinos de Madrid puede hacerle sombra y esto es algo que los grandes sumiller de medio mundo conocen, es extraordinario para complementar algunas de la comidas más famosas que te puedas imaginar.

En esta ocasión vamos a hablar de 5 variedades del blanco seco que son las que nos parecen las más relevantes aunque, como sucede con cualquier otro tipo de vino, siempre aparecen nuevas variedades.

Variedades del blanco seco

Vamos a comenzar hablando, como ya habrán adivinado muchos aficionados al bueno vino, del Pinot Noir.

Este es uno de esos que tiene un contenido en alcohol elevado con respecto a lo que nos podemos encontrar habitualmente.blanco seco

No tiene complejos ya que lo mismo puede acompañar una mesa elegante como se puede utilizar para elaborar cualquier receta de cocina de cualquier hogar que se precie a ello.

El Sauvignon Blanc es un vino que se erige como el complemento ideal para los platos que se han elaborado con algunos sabores muy fuertes como puedan ser aquellos platos ricos en especias.

Y es que, su alta acidez hace que todos esos matices de la receta que estemos degustando, se vean realzados.

Por último, y aunque ahora seguiremos hablando de este tipo de, tenemos que hacer mención al Chardonay.

Un brebaje que es muy suave en cuanto al cuerpo se refiere aunque es al mismo tiempo muy versátil en el paladar.

Uno que viene perfecto para los momentos en los que degustamos algunos platos ricos en cremas de todo tipo.

¿En qué se diferencia un vino seco y uno dulce?

Con el propósito de comprender mejor el espíritu, vamos a ver las diferencias que hay entre estos tipos y los que se consideran como dulces.

Si hablamos de un vino seco, estamos hablando de uno que se consigue gracias al proceso de fermentación natural.

Mientras tanto, hablar de uno considerado como dulce, es hablar de un vino al que se le ha fortalecido de tal manera que se ha evitado que el azúcar se convierta completamente en alcohol. Por ello los secos tienen unos matices menos confitados.

vinos seco

Los aromas son otras de las diferencias entre vinos secos y dulces.

Y es que, mientras que si encuentras unos tonos de hierbas, puedes decir con casi total seguridad, por el contrario, los matices de frutas y los aromas más frescos y melosos, corresponderían a un fino dulce.

Para terminar este conjunto de diferencias, te recomendamos que te fíes de tu paladar.

De hecho, si dejas reposar un sorbo de vino seco blanco o de cualquier otra clase, vas a notar como el sabor es mucho más fuerte terminando con un trago limpio por completo.

 

Además, puedes probar a cerrar los ojos y hacerlo. Verás como vienen a tu cabeza multitud de sensaciones, déjate llevar !!!

Sin embargo, el sorbo de un brebaje dulce, no solo es más voluptuoso sino que al tragarlo por completo, deja algo de sabor en la boca.

Los vinos blancos de mi bodega

En casa tengo una pequeña bodega y como buen amante de este maravilloso mundo de sabores, sensaciones…

Siempre tengo a mano mis favoritos que nunca fallan en los momentos especiales de mi vida o cualquier celebración importante.

Uno de ellos es el Albariño D.O. Ferreiro 2013. Pertenece a la cosecha de una pequeña bodega, perteneciente a una familia de viticultores que, desde antaño, han cuidado sus cepas con mucho mimo y excelente profesionalidad

De la compaginación de este que hacer tradicional y de una ciencia moderna, aplica al proceso de vinificación, surge este gran caldo, dando lugar a una clase de vino único, frutal y aromático.

Los mejores vinos secos blancos del momento

Antes de terminar este repaso a los vinos blancos de carácter seco, no nos podíamos ir sin antes repasar algunas de las variedad que más y mejor se degustan a día de hoy.

Aunque para muchos pueden llegar a ser vinos demasiados caros, nada más lejos de la realidad de cualquier sumiller.

Comenzamos nuestro repaso por el Guerrilla Albariño. Uno de esos vinos que se ha elaborado con la uva de distintas zonas de la geografía española lo que le confiere un equilibrio único.

blanco seco

Aun siendo así, no es tan seco como otros por lo que es ideal para paladares menos experimentados. Y todo ello por tan solo 5,90€ la botella.

El Hacienda López de Haro es uno de los pocos que da gusto tomarlo desde el primer sorbo. Un vino muy largo, cargado de una serie de matices impropia de los vinos blancos secos.

También del moscatel se puede obtener esta clase de vinos que muchos desconocen o si te quieres dejar sorprender puedes optar por un fantástico rosado.

Con un precio de 5,90€ la botella, podemos encontrar que es equilibrado con un sorbo potente y no carente de cuerpo que ofrece una relación calidad-precio muy ajustada.

Por último, el Dry Libalis, este es para los verdaderos sibaritas de este extraordinario placer. Aun no siendo nada caro, ya que al igual que los anteriores, podemos tener una botella por tan solo 5,90€.

vino fino seco

Es muy muy aromático lo que hace que el solo hecho de descorchar sea una delicia. Complejo en matices, es un complemento ideal para un buen número de recetas.

Pues bien, ahora que ya sabes todo lo que hay que saber sobre los vinos secos y blancos, solo queda lo más importante que no es otra cosa que lanzarse y adquirir una de las botellas que te hemos recomendado u otra que tengas en mente.

Ahora sólo te falta elegir un modelo de nevera de vinos que mejor se adapte a tus gustos, así siempre los tendrás a su temperatura adecuado

Verás cómo tus aperitivos, comidas y cenas no son los mismos porque este tipo de vinos también son perfectos para cualquier maridaje que se aprecie.