Carta de Vinos

Quiero que seas capaz de diseñar tu propia carta de vinos, ¿qué te parece?, vamos a ello.

Y esa es en esencia, el gran misterio del vino, compartir grandes momentos con los que te rodean. Ya te di algunos consejos prácticos y algunas ideas para que puedas adquirir los adecuados en cada momento y que nunca vas a fracasar.

Así que ahora toca confeccionar una gran variedad  bien definida para cada momento y con personas.

Si, existen vinos para personas y vinos para momentos, así que en esta lista vamos a escrudiñar esa lista fantástica o incluso puedes hacer una parada en la Denominación de Origen los Vinos de Madrid,  para que cuando tengas amigos tengas un buen vino y cuando estés a solas con tu pareja tengas ese otro para dejarla sorprendida.

Lo mismo sucede con la música existe una música para cada momento del día, pues también existe un vino para cada ocasión. Lo primero es definir claramente cuáles son tus gustos, suavidad, complejidad, sabor, olor, fresco, asentado, etc….

Una vez definamos cuales son tus gustos vamos a obtener tu perfil ante posibles sensaciones y así poder confeccionar una buena estructura en tu carta.

lista de vinos

No será lo mismo que te guste los potentes, de gran aroma, con un gran restrogusto, y sensación contingente en boca, porque tendríamos a la denominación famosa de Toro, o algunos Ribera del Duero, Castilla la Mancha.

Si por el contrario, te gusta deleitarte con sabores apacibles, suaves con retrogusto a madera y frutas del bosque con olores a regaliz entonces estaríamos hablando de los Rioja Crianza, Somontano o Jumilla.

Ya disponemos de tu perfil en base a tus gustos, ahora toca calificar tus momentos.  El consumo tiene su momento, un buen vino, al llegar a casa, nos puede proporcionar un gran momento de relajación (consumo moderado), y según nuestro estado de ánimo será el ideal.

Imaginemos por un momento que este fin de semana tienes un evento con amigos en casa, un almuerzo y no puede faltar tu preferido.

Si dispones de tu lista para esta gran bebida, podrás determinar cuál será el caldo ideal para esa ocasión. Pongamos un almuerzo donde el plato principal es carne, donde existen unos entrantes y finalizas con un postre casero.

Yo recomiendo para los principiantes usar los llamados “comodín” estando entre ellos el vino verde portugues, porque nunca te van a fallar según el momento. En mi anterior post hago referencia a estos.

lista de vinos

En este ejemplo de amigos, y almuerzo, la mejor elección es un coto de Imaz reserva del 2011, por mi gusto,
Pero, quizás el tuyo se decante más por uno más potente porque conoces a tus visitantes y sabes que le gusta las sensaciones. En ese caso un Valdelazarzas 2010 será una buena elección, (bodega Sietecerros D.O. Toro).

Qué esta noche tienes una cena con tu pareja y quieres agasajarla con un gran momento. Si es pescado tu elección vete a un caldo blanco aromático pero no seco, y dejarás una gran sensación.

Entonces, en la lista está el triunfo. Busca en base a tus gustos y perfil personal y confecciona probando tu inventario de exquisiteces que no te fallarán según la ocasión.

No es necesario invertir una gran fortuna para crear una carta de vinos, y tampoco es necesario, crear una bodega y disponer de todas ellas en casa.

Es diseñar ese momento acompañándolo con el mejor o simplemente con tu favorito.