¿Cómo quitar manchas de vino?

Si has llegado a dar con estas líneas es porque te están preguntando, ¿cómo quitar manchas de vino?.

Pues bien, a continuación desde este blog no solo te vamos a enseñar de un modo muy sencillo cómo quitarlas de forma sencilla y sin dañar tu prenda.

Sino que lo vamos a hacer sobre dos escenarios muy particulares y muy prácticos, que puedes encontrar en tu vida social.

Trucos eficaces para quitar manchas de vinos

A continuación vamos a hablar de los dos tipos de manchas que nos podemos encontrar con mayor facilidad pero que no son otras que las manchas que podemos denominar como húmedas o como secas.

Eliminar manchas de vino húmedas

Lo primero que vamos a ver va a ser los ingredientes que vas a tener que utilizar para eliminar todo resto de este tipo de manchas.


Estos son los ingredientes que vamos a necesitar y a la par no son nada complicados de conseguir.

  1. Jabón
  2. Agua carbonatada
  3. Sal

Lo primero que vas a tener que hacer es espolvorear de manera uniforme la sal de mesa por toda la mancha de vino. El motivo por el que el primer paso que damos es este, es sencillo: la sal de mesa actúa como un potente absorbente del vino y por lo tanto vamos a ser capaces de evitar el exceso que haya en nuestra ropa del líquido elemento.

A continuación debes retirar el exceso de sal que pueda quedar sobre la prenda que estés limpiando para verter un poco de agua carbonatada.

eliminar manchas de caldo

La reacción de las burbujas del agua hará que la mancha de cualquier vino comience a desaparecer un poco aunque no del todo ya que todavía quedan un par de pasos que son fundamentales a la hora de llevar a cabo el proceso con éxito.

Ahora ya que hemos pasado lo peor, queda la parte más sencilla. Únicamente tendremos que untar un poco de jabón. Lo mejor, aunque esto ya es una recomendación a nivel personal, es que utilices un jabón neutro con el objetivo de que la ropa que estés limpiando sufra lo menos posible.

Cuando extiendas el jabón trata por todos los medios que no salga nada de espuma aunque si saliese un poco no es preocupante para este tipo de manchas.

Ya estamos mucho más cerca de quitar esta desagradable salpicadura de nuestra ropa. De hecho, solo resta el último paso que no es otro que el de frotar la zona afectada con un paño a ser posible de algodón.

quitar manchas secas

El paño debe estar seco ya que la zona sobre la que vamos a trabajar ya está húmeda y no conviene humedecerla más.

Verás que poco a poco la mancha, a lo largo de todo el proceso, ha ido desapareciendo de manera progresiva. Eso sí, si te has percatado de ello, la zona afectada está ligeramente mojada por lo que lo mejor que puedes hacer en este caso es secara con un secador de mano.

De este modo no solo no habrá ninguna clase de resto de mancha de vino tinto, está fue mi última salpicadura en la ropa cuando estuve en la última cata. Sino que habrás conseguido dejar el pantalón, la camisa o la camiseta como si estuvieran nuevas.

Eliminar manchas de vino secas

Si bien es cierto que hasta este momento solo hemos tratado las provocadas por el vino que estaban recientes, no es menos cierto que ahora nos vamos a encargar de esas que se han secado y que parece que ya no van a poder eliminarse.

Pero para ello, igual que en el caso anterior, vamos a necesitar una serie de elementos básicos que son los siguientes.

• Vodka
• Espuma de afeitar
• Bicarbonato

El primero paso que tenemos que llevar a cabo para comenzar a limpiar nuestra ropa es bien sencillo. Se trata solamente de extender un poco de crema de afeitar en la zona en la que tenemos la mancha.

La extenderemos con la parte plana de una cuchara para hacer que la espuma de afeitar se reparta de manera uniforme por toda la zona afectada.

De este modo lo que se consigue, gracias a los agentes limpiadores que contiene la propia espuma, es hacer que la mancha entre en saturación y salga de la tela trayéndola hacia la superficie.

Ahora es cuando tenemos que utilizar el vodka. A pesar de que pueda parecer un elemento que poco o nada tiene que ver con la limpieza de las manchas, lo cierto es que contiene unos agentes que nos van a venir muy bien para ello.

Y es que el vodka al tener una mayor graduación que el vino con el que nos hayamos manchado, hará que comience a disolverse.

Un proceso que llevara no más de un minuto siempre y cuando la mancha no sea excesivamente grande.

Una vez hayamos mojado con vodka la zona de nuestra ropa sobre la que vayamos a trabajar, han llegado los pasos finales. Por un lado utilizaremos el bicarbonato para extenderlo por la mancha de forma uniforme.

como eliminar manchas caldos

A partir de aquí ya solo nos queda retirarlo y quedarnos boquiabiertos ya que la mancha ha desaparecido por completo.

Y todo ello sin tener que recurrir a productos químicos que seguramente no hagan otra cosa que deteriorar la ropa que llevamos puesta en ese preciso instante.

Sin embargo, como te puedes llegar a imaginar siempre podemos recurrir a una tintorería o centro especializado en el que quiten las manchas.

El problema es que el precio que vamos a tener que pagar por este proceso es mucho más elevado que lo que vamos a tener que gastar si llevamos a cabo este remedio casero para quitar las manchas que hemos descrito hoy aquí y que está probado al 100%.

Dicho esto, solo decirte que siempre que disfrutes de una buena copa de vino tengas una servilleta de buena calidad sobre la ropa ya que este caldo, tan sabroso y rico en matices.

Puede ser uno de nuestros peores aliados en cuanto a la suciedad de la ropa se refiere aunque, como suele pasar, las manchas es algo que en muchas ocasiones no se puede evitar.

Si tienes más dudas de como eliminarlas entra en esta página donde te dicen como eliminar este tipo de manchas.