Los mejores Vinos Rosados

Los vinos rosados son aquellos que tienen unas tonalidades que pueden ir desde el rosa claro, hasta un violeta intenso.

Unas tonalidades que dependen, por supuesto, tanto del proceso de elaboración como del tipo de uva que se utiliza.

Estos han ido ganando presencia con los años. Son intensos en nariz, sedosos en boca y destacan por sus aromas afrutados.

Elaboración de los Vinos Rosado

No obstante, podemos decir que hay 3 maneras de elaborarlo en líneas generales que son las que vamos a pasar a enumerar en estos momentos.

  • En primer lugar nos encontramos con la que se denomina en contacto con los hollejos. En esta técnica, la particularidad radica en la aplastamiento de la uva de manera que esta esté en contacto con el propio mosto durante un tiempo determinado. A partir de ahí, y una vez se ha prensado la uva, los hollejos propiamente dichos son eliminados del resto del proceso de producción
  • Otro procedimiento es el que se conoce como sangrado. En esta técnica, el vino rosado se produce a partir de la propia fermentación que tiene lugar en el vino tinto. Un proceso en el que nos quedaríamos con el mosto resultante, el cual, ya estaría listo para hacerle una nueva fermentación en busca de uno con un tono rosado.
  • Por último tenemos que hablar del procedimiento de la mezcla. Una mezcla que, como su propio nombre indica, no es otra cosa que la combinación de la variedad tinto y de un blanco con el objetivo de conseguir un tono rosado. Una técnica que es muy poco utilizada ya que los resultados no son muy buenos.

Maridaje del vino rosado

Si hay un tipo de vino que se pueda considerar versátil desde todo punto de vista, te puede decantar un vino moscato.

Me gusta tomarlo como un pequeño tente en pie combinándolo con unos gambas o cualquier marisco que se precie.

Y es que, en cualquier mesa que se precie combina a la perfección con todo tipo de aperitivos y entrantes tales como quesos o ensaladas con cierto toque a vinagre.

carreduenas

Asimismo, es un aliado perfecto para aquellos platos en los que la pasta o el arroz son los protagonistas ya que potencia mucho su sabor. En definitiva, que no debe faltar en cualquier tipo de evento informal por el carácter del mismo.

Muchas personas no se dan cuenta o se les pasa desapercibido que cada vino tiene su época en el año. Esta debe ser la base para cualquier combinación de la comida con cualquier vino para poder disfrutar de él en plenitud.

Los tres rosados del momento 

En primer lugar tenemos que hablar del Chivite, del año 2012. Se trata de un denominación de origen Navarra elaborado a partir de la variedad de uva tempranillo y que tiene un sabor muy personal.

Con una acidez bastante notable y con un toque dulce al final del trago, este vino de perfil, a un precio de 28 euros la botella, como la mejor opción si quieres sorprender a tus comensales ofreciéndoles un complemento a tu mesa de una calidad excelsa.

Viña Aljibes

Pero no tenemos que dejar pasar la ocasión de mencionar el Alma Tobía, del año 2013. Uno de esos rosados que ha fermentado en barrica y que es el resultado de una exquisita mezcla de las uvas merlot, tempranillo y graciano.

Un vino en el que destacan los matices que tiene a frutos rojos y a su toque delicado. Ideal para cualquier tipo de celebración ya que su precio, alrededor de los 13 euros la botella, no lo convierte, en absoluto, en un capricho prohibitivo.

Los rosados no son para postres, quiero decir que si piensas en la elaboración recetas, ya te digo de antemano que este vino para postres no te valdrá.

Para terminar, y con la intención de abarcar todos los precios posibles, vamos a incluir en este repaso de los mejores vinos rosados del momento al Muga, del año 2014.

Uno que, por 6,50 euros la botella, encierra una mezcla impagable de uva garnacha, viura y tempranillo para ofrecer un paladar exquisito.

Muchas bodegas gallegas saben el valor que tiene un buen rosado en una cena combinando los alimentos adecuados. Pero para eso tendríamos que hablar del maridaje.

Muy aromático y con retazos de flores, se trata de un vino sutil y bien cuidado que será el protagonista, por su extraordinaria relación calidad-precio del vino rosado, de nuestras comidas y cenas.

Ahora te voy hacer una recomendación… Hace unos días por la noche cenando con mi familia un amigo me hizo la pregunta la siguiente pregunta: ” Prefieres un crianza o reserva ”

Mi respuesta fue muy directa: ” Cualquiera de los dos es toda una delicia para los sentidos y no tiene nada que envidiar a cualquier tipo de caldo”.

Pero lo mejor es que estos tintos deben tener un envejecimiento como mínimo de veinte y cuatro meses en barrica. En este tiempo  es el secreto de que tenga unas propiedades excelentes.

Para terminar, debo decirte que no tomes como un dogma de fe todo lo que leas en cualquier blog, bodega o medio escrito. Sé valiente, comienza a experimentar por ti mismo con cada vino.

Está será la forma de disfrutar de las sensaciones gustativa que nos brinda este maravilloso mundo de placeres gustativos, sé valiente !!!